Democracia Directa Digital

De DemoWiki

Movimiento ciudadano creado en España en 2006, con la forma legal de un partido politico, para promover la introducción masiva y profunda de la Democracia Directa dentro del Sistema Representativo sin necesidad de reformas legales, mediante lo que denominan el Sistema D3.

Historia

Democracia Directa Digital (D3) fue inscrito como partido político el 14 de Junio de 2006. Pese a que el movimiento rechaza el concepto actual de partido político (de hecho se autodenomina antipartido), sus fundadores consideraron que esta era la forma más práctica de actuar como caballo de Troya en el Sistema Representativo.

Sus primeras intervenciones públicas fueron realizadas en noviembre de 2006 durante el III Congreso Online de la Cibersociedad, por medio de una comunicación titulada Inoculación de la Democracia Directa en el Sistema Representativo por medio de las NTIC: El sistema D3.

En los primeros meses de 2007 tomaron la decisión de no presentar candidaturas a las Elecciones Municipales, Forales y Autonómicas que se celebrarían ese mismo año.

Tras unos años de problemas organizativos internos (dimisiones, falta de dedicación, escasos afiliados...) que impedían considerar llegado el momento de presentar las primeras candidaturas directodemócratas, en 2011 se decidió en su IV Asamblea promover una candidatura conjunta por la Democracia Directa para las elecciones generales españolas del 20/11/2011 a otras organizacionea afines, animados por la coyuntura de respuesta popular emergente por una verdadera democracia (Movimiento 15-M, Democracia Real Ya, #nolesvotes, etc.). Por incapacidad organizativa (la negociación con otros partidos no llegó a materializarse) y por las trabas legislativas aprobadas hacía algunos meses por el Parlamento español que obligaban a los partidos sin representación previa en dicha institución a conseguir firmas que avalasen sus candidaturas, finalmente no pudo presentarse.

Diagnóstico del sistema político actual

Según este movimiento, el sistema político actual imperante en las denominadas democracias occidentales basado en el sistema representativo no puede denominarse Democracia, puesto que no se permite la decisión del pueblo, cuando existen los medios tecnológicos, suficientemente extendidos, para que se realicen referenda permanentemente sobre todos los aspectos legislativos y ejecutivos de una sociedad moderna.

Además consideran que los sistemas políticos actuales están profundamente mediatizados y dicha mediatización depende en última instancia de los propietarios privados de los medios de comunicación de masas (TV, radio y prensa principalmente).

D3 considera que el control ciudadano de los medios de comunicación es un aspecto básico para el adecuado funcionamiento de una democracia directa que sea auténticamente democrática.

Objetivos

Ante el diagnóstico anterior de la enfermedad, consideran que ha llegado la hora de aplicar en profundidad la medicina que para ellos serían las NTIC que ya existen a nuestro alrededor, aunque no de manera exclusiva ni excluyente, sino que sería un mero instrumento conveniente para recabar la voluntad popular, complementado por medios de baja tecnología y otros.

Opinan que ahora es posible y necesaria la Democracia Directa y que no es necesaria una revolución política que implante un sistema radicalmente nuevo desde cero, ya que los sistemas democráticos son los únicos que prevén entre sus normas constitutivas reglas que permiten su perfeccionamiento sin recurrir al derribo del sistema (JÁUREGUI, 1994), y que por tanto se puede utilizar el sistema representativo actual para implantar de facto una Democracia Directa (inocular el virus de la Democracia Directa dentro del organismo mastodóntico y decrépito de la Democracia Representativa, intención decidida de hacerlo mutar de forma irreversible). El medio principal para hacerlo no sólo viable sino eficiente, sería el uso masivo de Tecnologías de la Información, principalmente Internet y telefonía móvil: es decir, la Democracia Digital.

Consideran que si bien Internet no va a inventar un sistema de gobierno que de hecho ya existe y que tiene múltiples ejemplos de aplicación parcial a lo largo de la Historia, como es la Democracia Directa, sino que va a permitir eliminar las barreras sistémicas que la convertían en una opción poco práctica o cuando menos, sin visos de sustituir plenamente y con garantía de éxito a la Democracia Representativa.

Valoran como imprescindible para el correcto funcionamiento del sistema de gobierno que proponen, que existan suficientes medios de comunicación en manos de los propios ciudadanos, para evitar la manipulación demagógica de los propietarios de los medios de comunicación de masas.

Programa político

Hasta la IV Asamblea D3 carecía por completo de programa político concreto: todas las medidas que tomasen o votos que emitiesen sus electos se limitarían a lo que decidiese y promoviese en cada momento el conjunto de los ciudadanos expresado por medios telemáticos y otros.

En dicha asamblea, se aprobó incorporar una primera medida de tipo programático. A partir de ese momento D3 promueve (y lo incorporará en sus programas electorales):

Medios de comunicación

  • Modificación de las leyes, estatutos y reglamentos de los medios de comunicación de titularidad pública para incorporar el control directo de los ciudadanos sobre los mismos.
    • Este control se ejercería a través de Comités Ciudadanos de Gobierno a cuyas órdenes estarían todos los demás órganos y cargos jerárquicos de dichos medios. El Comité sustituiría a los actuales directores de los medios, que habitualmente nombra el gobierno del partido de turno y que gozan de amplios poderes para determinar la línea editorial y prácticamente todos los aspectos de estos medios. Existiría un Comité por cada medio de comunicación. En el caso de entes con varios medios de comunicación, como RTVE, habría un único Comité por ente, y si se considera necesario un subcomité para la TV, otro para la radio, etc.
    • El Comité determinaría entre otras cuestiones:
      • los presupuestos de cada medio
      • los contenidos y programación del medio
      • la organización del personal, incluyendo contrataciones y despidos
    • Cada Comité estaría formado por:
      • Un(a) representante de cada sindicato con representación en el medio, con voz pero sin voto.
      • Un(a) representante del colegio de periodistas del territorio abarcado por el medio (español, autonómico...), con voz pero sin voto.
      • Un(a) representante de D3, encargado de trasmitir las decisiones de los ciudadanos, que serían expresadas a través del mismo sistema online de votación y propuestas que el resto de medidas legislativas y de gobierno. Sería el único miembro del Comité con voto. Sería también el encargado de definir y trasmitir a la sociedad las cuestiones que debieran ser objeto de decisión en cada momento: determinación de presupuestos anuales, de la programación del medio, etc.
  • Creación de una ley para el apoyo a la creación de medios ciudadanos y nuevos medios de titularidad pública con la colaboración de organizaciones de periodistas y sindicatos. Esta legislación incluiría también medidas para el control de la veracidad de la información trasmitida por los medios privados de tal manera que se estableciesen mecanismos ágiles y efectivos para poder denunciar contenidos demostrablemente falsos trasmitidos por los mismos y castigarlos con importantes multas económicas. Asi mismo se regularían las ayudas públicas a dichos medios y se obligaría a reservar en ellos espacios gratuitos a las instituciones públicas y a las organizaciones ciudadanas no lucrativas.

Incorporación de la Democracia Directa no digital

También en la IV Asamblea se produjo una profundización en la importancia otorgada a los medios para una Democracia Directa no dependiente de medios tecnológicos, lo cual se reflejó en una nueva definición del Sistema D3.

A partir de entonces D3 incide en que el objetivo fundamental es conseguir la Democracia Directa, a todos los niveles donde sea posible (local, regional, estatal...) haciendo uso de los medios tecnológicos cuando y donde se disponga de ellos, pero no dependiendo de ellos. Por tanto se convierten en fundamentales los medios no tecnológicos para soportar un Sistema D3 redefinido y el objetivo se libera del componente digital, amplíandose fuera de él.

Esto profundiza en la diferenciación de otros partidos como el Partido de Internet, que ya en su propia definición hace de la herramienta técnica algo definitorio e imprescindible.

Enlaces

  1. Web oficial
  2. Estatutos