TVE no permitirá

TVECon el voto de su presidente Luis Fernández, TVE, ha dado el primer portazo a los grupos políticos minoritarios en su intento de acudir al programa “Tengo una pregunta para usted” al rechazar el calendario que habían propuestos estos. Según asegura el diario El País, TVE tiene la “intención” de abrir el formato a posibilidades de audiencia con “personajes conocidos del mundo del deporte, la cultura y la economía”. Cumplida la presencia de Zapatero y Rajoy en dicho programa, la pluralidad, si alguna vez existió, ha sido definitivamente arrojada por la ventana por el gobierno que se afana en presumir de haberla recuperado.

Artículo 20.3 de la Constitución: “La ley regulará la organización y el control parlamentario de los medios de comunicación social dependiente del estado o de cualquier ente público y garantuizará el acceso a dichos medios de los grupos sociales y políticos significativos, repetando el pluralismo de la sociedad (…)”.

Para qué atenerse a la Constitución si de la necesidad y urgencia democráticas de la pluralidad, el propio sistema bipartidista proveniente del siglo XIX, ha pasado por encima de la voz ciudadana. De ahí que el programa televisivo Tengo una pregunta para usted sea una metáfora del empobrecido partido de tenis a dos que PSOE y PP juegan con la pelota democrática. Después de haber desmantelado TVE en mor de abrir mercado para las televisiones privadas, el gobierno Zapatero ha vaciado de control ciudadano el ente público, pues no otra cosa pretende posibilitar el artículo 20.3 de la Constitución.

Se trata de un revés democrático que viene ya de largo. La presencia ciudadana está en otro lado. Y caminando a paso muy firme.

Sobre el Autor