Las comunas municipales en la Edad Media

En el contexto de la Edad Media, ¿qué se entiende por comuna? Lo que destaca es el sentido asociativo o corporativo que liga a estos homines novi burgueses en la defensa de unos intereses amenazados por los poderes sociales tradicionales (nobiliares y eclesiásticos).

De forma similar a lo que se produce en el medio campesino con las comunas rurales, los vecinos de las ciudades desean un conjunto de garantías frente a los abusos de los señores feudales y el pleno reconocimiento de su libertad jurídica traducido en un sistema de gobierno controlado por ellos.

El ejercicio de la violencia por parte de los habitantes del burgo para acabar con los abusos de los poderes tradicionales ha sido excepcional. La norma más generalizada en la conquista de las libertades urbanas suele ser el paco con los viejos poderes, por medio de la Carta de la Comuna. El conjunto de garantías en ellas plasmado se amplía en numerosos casos hasta conseguir una plena autonomía judicial y administrativa. Un organismo elegido por la asamblea de todos los vecinos se encarga de administrar la justicia, organizar las finanzas y articular la defensa: es decir, la organización de la vida pública abierta a todo el conjunto de la población. La ciudad se convierte en un verdadero señorío colectivo que ejerce su autoridad sobre un amplio espacio.

Nota: Fuente: Mirte, Emilio. “La madurez de la sociedad feudal. La sociedad urbana. El movimiento comunal y la conquista de las libertades municipales”, en Historia de la Edad Media en Occidente. Ed. Cátedra (Madrid, 1999).

Sobre el Autor